Editado el contenido de la revista "Por Amor al Arte" del Maestro Mario Carreño Godinez

viernes, 1 de noviembre de 2013

Reflexiones

Credo

Yo soy así y nunca cambiaré,
tan convencido estoy de la verdad,
sólo hay un Dios, Él es Jesús,
tan poderoso, como Él no hay dos.
Amo a mi madre, la madre de Jesús,
Él nos la ha dado, estando en una cruz,
es la más bella criatura que Dios creó.
Ella nos ama como lo hace Jesús.
Yo soy católico, les digo la verdad,
creo en la Iglesia que Dios quiso fundar,
sobre los hombres de Pedro el pescador
y de aquel Papa que sea su sucesor.
Creo en los santos y ángeles de Dios,
nuestros hermanos mayores en la fe,
ellos ya gozan de la felicidad
y nos enseñan a seguir la verdad

Letra y Música:
R H R


Dios de Luz

Dios de luz, Dios de amor,
ven a mi alma y llénala
con el fuego de tu amor,
Espíritu santo, espíritu santo,
llena mi corazón de amor.
Dios de luz, Dios de amor
mírame enfermo, sufriendo
por este tan cruel dolor.
Espíritu Santo, Espíritu Santo,
misericordia, por tu amor,
misericordia, por tu amor.

Letra y Música:
R H R


Consejos para un Matrimonio Feliz

- No dejarse vencer por la ira.
- Nunca gritarse
- Dirigirse con moderación, educación y respeto ante todo.
- Ofrecer disculpas y admitir los errores.
- Señalar las faltas con amor.
- No dar cabida a la negligencia, descuido o apatía.
- No dejar un problema sin resolver.
- Mostrar humildad para hablar y aceptar la culpa que nos corresponde en cada desacuerdo.
- Olvidar los resentimientos y rencores.
- Confiar en la pareja y prepararse para el perdón.
- Todos los días decirle algo cariñoso a nuestro cónyuge.
Anónimo


“La razón de que haya tan pocos matrimonios felices consiste en que las jóvenes casaderas consagran su tiempo a tejer redes, en lugar de construir jaulas.”
Anónimo


Matrimonio Unido

Señor, y sucedió una vez que sobre la tierra desnuda y virgen brotó de improviso una flor hecha de nieve y fuego. Fué llama que encendió un puente de oro entre las dos riveras, guirnalda que engarzó para siempre en nuestras vidas y nuestros destinos.

Señor, señor, fué el amor con sus prodigios, ríos esmeraldas e ilusiones.

¡Gloria a ti, horno incandescente de amor!

Pasó el tiempo, y en el confuso esplendor de los años la guirnalda perdió frescor, y la escarcha envolvió a la llama por los cuatro costados; la ruina, sombra maldita, fué invadiendo, sin darnos cuenta, y penetrando todos los tejidos de la vida.

Y el amor comenzó a invernar.

Señor, fuente de amor; sé tú en nuestra casa lámpara y fuego, pan, piedra y rocío, viga maestra y columna vertebral.

Restaña las heridas cada noche y renazca el amor cada mañana como fresca primavera. Sin ti nuestros sueños rodarán por la pendiente. Sé tú para nosotros escarlata de fidelidad, espuma de alegría y garantía de estabilidad.

Mantén, Señor, alta como las estrellas, en nuestro hogar la llama roja, del amor, y la unidad, como río caudaloso, recorra e irrigue nuestras arterias por los días de los días.

Sé tú, Señor Dios, el lazo de oro que mantenga en nuestras vidas incorruptiblemente entrelazadas hasta la frontera final y más allá.

Tomadas del Libro: “Reflexiones y Pensamientos
para lograr un Matrimonio Feliz”

Nos gustaria saber lo que piensas del blog, escribe un comentario (* campos obligatorios)