Editado el contenido de la revista "Por Amor al Arte" del Maestro Mario Carreño Godinez

miércoles, 2 de octubre de 2013

Añoranzas

Hoy quiero recordar con profundo respeto a la maestra Ma. del Refugio Vera que fué una persona que dedicó toda su vida a educar y a enseñar a generaciones en lo básico de la enseñanza escolar.

De la maestra Cuquita Vera se puede decir mucho, yo sinceramente conocí su vida personal, solo se que fué maestra ejemplar, maestra dedicada al cien por ciento a la formación escolar y moral de muchos niños y jóvenes que pasaron su escuela allá por los años 30’s y 40’s y de ahí salieron para continuar con sus estudios superiores.

Lograron realizarse personas muy notables en nuestro medio. Por ejemplo, el padre Salvador Rodríguez q.e.p.d., sacerdote muy querido cuando estuvo entre nosotros.

Su “escuelita” estaba situada en su misma casa ubicada en la calle de Juárez, entre 16 de Septiembre y Manuel Doblado, conservando en la actualidad su fachada original.

La maestra Cuquita Vera que yo conocí era de un carácter recio cuando se encontraba en su trabajo, al grado de que no se le caía de sus manos la reglita de madera o la varita de membrillo, muy usuales en esa época con las que en ocasiones nos hacía una pequeña caricia si no contestábamos bien a sus preguntas que nos hacía respecto a las clases, pero ya fuera de clases, era una “perita en dulce”.

¡Gracias Cuquita!, gran maestra salvaterrense, que Dios te premió allá en el Cielo por la hermosa labor que realizaste por mucho tiempo, entre la niñez y la juventud de aquellos días.

Que llegue hasta ti este humilde recuerdo que hoy te ofrezco.

J. E R B.

Nos gustaria saber lo que piensas del blog, escribe un comentario (* campos obligatorios)