Editado el contenido de la revista "Por Amor al Arte" del Maestro Mario Carreño Godinez

domingo, 1 de septiembre de 2013

Reflexiones

Hijo Mío, Cuánto Te Amo

¡Hijo mío, cuánto te amo!
ya deberías saberlo.
Te lo he dicho mil veces,
no lo quieres creer.
Por ti hice los Cielos
con todas las estrellas
y te he dado la Tierra
para poder vivir.
Para alegrar tus ojos
hice también las flores
de variados colores
y de tan grato olor.
tres divinas personas:
También hice las frutas
de todos los sabores
para que te alimentes,
te he dado lo mejor.
Hice los animales
para que te acompañen
y para que te ayuden
en tu necesidad.
Trátalos con cariño,
Trátalos con respeto,
que de cómo los trates,
las cuentas me has de dar.
Te he dado yo la vida,
te he dado lo que tienes,
te di los mandamientos
para tu salvación.
Qué más quieres que Yo haga
para que estés contento,
qué mas quieres que Yo haga
para que seas feliz.
Qué más quieres que Yo haga
para verte feliz.

Letra y Música:
Raúl Hernández Ramos

Forjen una Economía en Conjunto

“Cuando la pobreza entra por la puerta, el amor salta por la ventana”.
John Clarke

Inútil Hostigamiento

Recientemente se nos habló de una joven esposa que durante varios años que lleva de casada rara vez ha pronunciado una palabra de elogio o de ánimo para su esposo. En lugar de eso, aunque su marido casi ha doblado sus ingresos en dos años, ella se lamenta continuamente de lo “pobres que son”.

Constantemente se queja de lo poco que se ocupa de la casa, a pesar de que él labora en dos empleos y trabaja cerca de setenta horas por semana. Ella no encuentra satisfacción en sus labores domésticas ni en el cuidado de sus hijos. Rara vez ha demostrado a su marido algún cariño.

Puede no haber una ruptura en este matrimonio, pero podría haber mucha mayor felicidad para todos los interesados si la esposa hiciera un pequeño examen de conciencia y se diese cuenta de que ella, al igual que su marido, tiene la obligación de demostrar aprecio por los esfuerzos de los demás.

Mostrar amor a los demás es un medio fácil de crecer en el amor de ellos.
Anónimo


Cuando sientan que su relación se ve mermada por esta circunstancia, lean la siguiente reflexión, ya que la pobreza o los problemas económicos sólo son pasajeros, el verdadero amor siempre debe vencer estos obstáculos:

Conozco el amor

Conozco personas pobres
que distribuyen sonrisas.

Conozco personas que sufren,
que comunican alegría.

Conozco personas incomprendidas
que saben comprender.

Conozco personas puras
que conquistan con mirar.

Conozco personas pacíficas
que caminan brindando paz.


Conozco personas bondadosas
que a todos tienen algo que dar.

Conozco personas perseguidas
que saben perdonar.

Conozco esas personas
cuyo secreto es amar
Anónimo

Tomadas del Libro: “Reflexiones y Pensamientos
para lograr un Matrimonio Feliz”

Nos gustaria saber lo que piensas del blog, escribe un comentario (* campos obligatorios)