Editado el contenido de la revista "Por Amor al Arte" del Maestro Mario Carreño Godinez

lunes, 13 de agosto de 2012

Poesías

Sin Nombre

El jardín de la pureza
donde nacen los amores
ahí duermen los deseos, que sorprenden a la ignorancia
y se queda sumergida la bondad ante el abuso,
por aquel que hizo mal uso
pues nació sin corazón, desconoce la razón.

Todo le es indiferente
y se presume inocente
no le conviene voltear,
reconocer sus raíces,
ya no desea cambiar
ha perdido sus matices.

Y mejor reprime el llanto
por el tesoro perdido,
y causa gran espanto
hasta presume ser santo.

Solo que no ha comprendido
que nació en la belleza
de aquel jardín tan querido
que el malvado echó al olvido.

No fermentó con el tiempo,
así quedó cercenado,
por vivir contra el viento
y murió desesperado.

I S J.

Mar (Presencia Divina)

Inmensidad profunda de los mares
donde mi mente vuela como ave,
cual gaviota lánguida o alegre
que se mece al vaivén de sus caudales.

A su brisa, que golpea mi rostro
y cariñosa se aleja al vaivén de su cuerpo
y en melodioso canto vuelve al puerto
donde mi ser espera casi yerto.

Al color de sus aguas unas veces verdosas,
azul cielo, según sea el mirar, hasta pueden ser rosas,
como el nadar de las sirenas vanidosas,
que a lo lejos se dibujan como diosas.

Ante su señorío me postro:
y en un ceremonial... inclinado en tierra
está mi rostro.

I S J.

Muchacha

¿Qué te pasa muchacha,
has llorado?
¿Te trata mal la vida?
¿O ha sido el destino?,
¿O será el corazón que
sangra por lo mucho que
ha sufrido?
Ya no llores muchacha,
manda al olvido esas
penas y angustias que
te han oprimido.
Ya no llores muchacha,
goza el momento, has a
un lado ese sufrimiento
y ríe a la vida y a cada
momento, que es lo único
que nos llevamos dentro.
Ya no llores muchacha,
es el momento, el pasado
quedó ayer, hoy, hoy,
ya no llores muchacha.

J B

Paz

Una palabra que no se oye más,
una palabra que se tiene qué recuperar,
una palabra que se tiene qué practicar.

Paz y amor en los hombres,
cero corrupción y maldad,
yo no quiero un mundo lleno de crueldad,
y menos matar.

Yo no quiero violencia,
yo no quiero crueldad,
solo quiero un mundo,
lleno de amor y paz.

Que se practique más
el amor y la compasión,
ya no más violencia,
y menos actos de corrupción.

G T R R
(11 años de edad)


La Pareja Ideal

Tú y yo,
somos la pareja ideal,
porque Dios nos ha unido,
para hacer un gran pacto,
conformado de comprensión y amor,
y no de odio, de crueldad.

Somos una gran orquesta,
tú el instrumento y yo el titular,
tú eres la pieza que completa
una gran orquesta
que en cualquier lugar sonará.

Somos un regalo
incomparable y sin igual,
porque somos irrepetibles,
y sin duda alguna
somos una pareja perfecta.

Gracias por ser mi compañera
y mi amiga sin igual,
doy gracias al cielo
por darme así a una persona muy
especial.

G T R R

Gracias Dios Mío

Gracias Dios Mío,
por dejarme vivir,
un sentimiento, el cual,
no se repetirá más.

Gracias Dios Mío,
por amarme y quererme,
por vigilarme y cuidarme.

¿Qué sería sin Ti?
sencillamente no existiría
porque tú me prestaste la vida,
para aprovecharla como si nadie más que Tú
existiera.

Gracias por todo,
¿Qué sería sin Ti?
mi mundo se acabaría
sin tu hermosa y grande alegría.

G T R R


La Pesca Milagrosa
Jn. 21, 1-6

“Voy al lago a pescar” y quien pensara
que, aunque Pedro lo dijo, no pescara
ni los peces, siluetas de montaña,
que duermen en el fondo de los lagos
ni el blanco pez de luz de la mañana
ni el pez de nube de contornos vagos.

Pero llegó el Señor a la ribera
bello y divino. Sin saber que él era
“Echen la red a la derecha, dijo.
La pesca fué tan grande que pescaron
todo el pez de la fe. Así los bendijo
el que en un mundo de dolor lloraron.

Vuelve, Señor, al lado de mi vida,
lago de mi pobreza y de mi muerte,
y en redes rotas y en la fe perdida
pescaré los milagros de quererte,
de volver a creer a tu llamado
y “no quitar la vista de tu arado”.

Tomada del Libro: “Mi Desierto, Poesías”
del Padre Rafael Alcántar Mondragón

Papá Dios

Papá,
Papá Dios,
en este día yo quiero alabarte
como te alabaré
eternamente si tú me lo permites.

Papá,
Papá, ¿Por qué
nos amas tanto si no lo merecemos?
ah, será porque
somos tus hijos y a ti nos parecemos.

Papá,
Papá Dios,
es mi deseo por siempre alabarte
como te alaban hoy
todos los santos y ángeles del Cielo.

Papá,
Papá Dios,
que no sabemos cuánto nos has amado
por nuestra salvación.
Tu hijo amado murió crucificado
¡ay!, ¡ay!, ¡ay!, murió crucificado.


Yo tengo un Amor

Yo tengo un amor maravilloso,
yo tengo un amor que es tan hermoso,
yo tengo un amor que me ama tanto,
que por mí sufrió,
que por mí murió
en una cruz.

Yo tengo un amor puro y sincero,
porque es Dios y hombre verdadero,
de todos mis amores es el primero,
porque Él es Jesús,
es el Hijo de Dios
que tanto quiero.

Yo tengo un amor que sí me quiere,
que murió en una Cruz y nunca muere,
que es tanto su poder que todo puede,
por eso soy feliz
y siempre alabaré
su Nombre.



Te Amo

Te amo con delirio, te amo con locura,
como se llega a amar cuando es por vez primera.
Te amo pues tú eres una dulce quimera
que perturba mi ser de tal manera,
que besarte en tu boca yo quisiera.

Se revuelve mi mente en el deseo
de beber de tu copa hasta las heces,
de embriagarme en el néctar que me ofreces
y así poder decir: “me perteneces”.

Te quiero como el Sol ama a la Luna
ansioso de algún día estar con ella,
te quiero como se ama a una estrella
que se ve a la distancia siempre bella.

No quisiera olvidarte, no podría;
mi corazón es tuyo, tú eres mía,
nunca te olvidaré pues tú lograste
abrir una mansión de bellas fantasías
que nunca realicé; estoy muy triste.
Todo fué solo un sueño; en realidad... No existes....

J. E R B.

Nos gustaria saber lo que piensas del blog, escribe un comentario (* campos obligatorios)