Editado el contenido de la revista "Por Amor al Arte" del Maestro Mario Carreño Godinez

viernes, 13 de mayo de 2011

Biografía

Evangelina Elizondo
(1929-)
Compositora y cantante.

Nació en la ciudad de México, el 28 de abril de 1929, siendo sus padres el ingeniero José Ricardo Elizondo, nativo de Monterrey, Nuevo León y la señora Evangelina López Llera de Elizondo, originaria de San Luis Potosí. A los tres años y medio de edad fue por primera vez a la escuela, inscribiéndola en el kindergarten de Helen Herlihy Hall, donde estuvo hasta cursar el tercer año de secundaria. Posteriormente hizo dos años de preparatoria en el Colegio Motolinía, hasta concluir el bachillerato de Filosofía y Letras, y dos años más en el Instituto Familiar y Social de Damas Católicas, encargado de preparar a las chicas en edad casadera.

Salió de ese lugar para casarse con un marino norteamericano, matrimonio que duró muy poco tiempo. En la escuela había sido bastante revoltosa y era siempre la que encabezaba todos los movimientos estudiantiles. Fueron compañeras suyas, aunque de años superiores, las que luego fueron artistas conocidas: Katy Jurado, Bárbara Gil y Rita Macedo. De su matrimonio con el marino norteamericano, efectuado el 15 de mayo de 1948, tuvo una niña, Gloria Evangelina. No había antecedentes artísticos en la familia por la línea paterna, aunque sí literarios, pues eran primos de su padre Nemesio García Naranjo, Alfonso Junco y José F. Elizondo.

Por la rama materna sí hubo algunos músicos en la familia, entre ellos Felipe Llera, autor de la canción mexicana La casita y la soprano Elena Llera. Evangelina, desde el jardín de niños, empezó a bailar y a cantar, y una tía suya, doña Elena, empezó a darle clases de canto. Miss Caron, maestra de danza clásica, la enseñó a bailar, y Elena Duez le enseñó el baile español. En pulsar la guitarra la hizo diestra Filomeno Montaño, que le enseñó además castañuelas y pandereta, y Juan García Esquivel la adiestró poco tiempo después en la forma de conducir una orquesta.

Estudió pintura con los maestros Baxte, Rangel y Bardasano, ganando un premio con su cuadro al carbón El viejo, que luego adornó la sala de su casa. Empezó la escribir también, publicando crónicas toreras. En el teatro, actuó por primera vez en la obra Los de abajo, de Mariano Azuela, que fue presentada y dirigida por Víctor Moya en 1950. Con él la recomendaron Antonio y Nadia Moya en 1950. Con él la recomendaron Antonio y Nadia Haro Oliva, quienes la vieron cantar y tocar la guitarra en una fiesta social. Fue Tata Nacho, quien la conocía desde pequeña, el que la inscribió en el concurso abierto por Walt Disney para encontrar una voz que doblara en español la de la Cenicienta, en su película de tal nombre y Evangelina Elizondo ganó tal concurso.

Con ello empezó su carrera artística de cantante, música, compositora y directora de orquesta, siendo de inmediato conocida en medio mundo. Angelillo (Ángel Ladrón de Guevara) la contrató para cantar tres canciones diarias en los programas de la Cadena de Oro, pasando luego a la radioemisora XEW, al lado de Pepe el Regañón. Hizo luego una temporada en el Teatro Arbeu, con Severo Mirón; otra en el Teatro Iris, con Paco Sierra, y finalmente ingresó al cine nacional, tomando parte en la película Las locuras de Tin Tán. Su primera gira artística fue a Cuernavaca, con el chileno Novo Arsu, siguiendo después a Acapulco.

Hizo nuevas películas, actuaciones en teatros y cabarets y salió a giras por Estados Unidos, Cuba, Centro y Sudamérica. Luis Arcaraz le dio la idea de que dirigiera una orquesta y lo hizo con la que había sido de Dámaso Pérez Prado. Como compositora, empezó a llevar las melodías que sentía desde pequeña, y en septiembre de 1952, hizo su canción Mentiras, que luego le fue disputada por Juan García Esquivel. Tiene algunas canciones popularizadas y otras no publicadas aún.

Tomada del Libro “Músicos Mexicanos” de Hugo de Grial

Nos gustaria saber lo que piensas del blog, escribe un comentario (* campos obligatorios)