Editado el contenido de la revista "Por Amor al Arte" del Maestro Mario Carreño Godinez

sábado, 9 de abril de 2011

Reflexiones

Reflexiones para el Mes de: Abril

Dios da el alimento a las aves, pero no se lo echa en el nido, tienen que ir a buscarlo. Dios da las soluciones a nuestros problemas, pero nos deja a nosotros el trabajo de esforzarnos por encontrar dónde están esas soluciones.
(Lelotte)

Hay velas que todo lo alumbran, menos su propio candelero. Hay gentes que demuestran simpatía y amabilidad con todos, menos con los de su propia casa.
(Proverbios)

Es necesario corregir al joven, no darle exagerada libertad y no disimular ni justificar sus faltas, porque si se le deja crecer libremente en sus defectos, se volverá insoportable.
(S. Biblia Ecle. 30,11)

Tener buena salud, alegría y buen ánimo vale más que tener mucho dinero. Poseer buenas energías y aptitudes para trabajar es mejor que poseer una fortuna.
(Ecl. 30,16)

DIGNIDAD ES: tener un gran respeto por sí mismo y por los demás y sentir asco y temor por todo lo que mancha y deshonra.
(Santo Tomás)

No dejes que te domine la tristeza, ni te atormentes con recuerdos tristes del pasado o preocupaciones asustadoras por el futuro, que eso te hace mucho mal.
(Ecl. 30,21)

Una persona tiene un carácter tanto más pequeño y débil cuanto más pequeñas son las cosas que le hacen ponerse de mal genio.
(Pascal)

El futuro será de los que se preparen para el futuro.
(Shlinder)

Lo importante es: que aunque algunas veces procedamos mal, sin embargo no hayamos planeado proceder así.
(Fulton Sheen)


La cólera, el mal humor y la tristeza acortan la vida. Los afanes y preocupaciones traen vejez antes de tiempo.
(Ecl. 30, 24)

Aléjate de la ocasión, y Dios te alejará del pecado.
(Kempis)

Miserable no es el que tiene poco, sino el que no se contenta con nada.
(Filon)

Una persona tiene un carácter tanto más pequeño y débil cuanto más pequeñas son las cosas que le hacen ponerse de mal genio.
(Pascal)

Tomadas del Libro: "Pensamientos Luminosos para Todos los Días"


Maravillas de El Espíritu Santo

15°. Lo que han dicho los Grandes Personajes acerca del Espíritu Santo
(continuación)

11º. HAGA LA PRUEBA

Crea usted en el poder del Espíritu Santo y verá los resultados maravillosos en la conversión de las almas. Si el orgullo te dice que las conversiones las obra usted a otra persona con sus palabras o discursos, esa es la más pavorosa mentira. Pero si usted cree que el Espíritu Santo sí es capaz de convertir a los pecadores, y si quiere hacerles ese inmenso bien, dedíquese a trabajar por ellos, y verá resultados maravillosos. No le pedimos que nos crea. Sólo le pedimos que haga la prueba (Wilkerson).

San Cirilo narra una gran experiencia: "En mi larga vida de magisterio he llegado a constatar esta importante verdad: Que es imposible sufrir valientemente por Cristo sin recibir la ayuda del Espíritu Santo Consolador. Si resulta cierto lo que afirmaba San Pablo que "Ninguno puede decir que Cristo es el Señor, sin la ayuda del Espíritu Santo" (1 Cor. 12, 3), también lo es, y mucho más, que nadie es capaz de sufrir dignamente por amor de Cristo, sin la ayuda del Divino Espíritu. Admirable la grandeza Omnipotente del Espíritu Santo que va repartiendo valor a millones de seres humanos en toda la tierra para sufrir con amor y valor todas las contrariedades que se les presentan, ofreciéndolo todo con generosidad a Cristo Señor".


13º. UN PÁRRAFO FAMOSO:

Hay una frase famosa del Papa San Gregorio: "Prodigioso el poder del Espíritu Santo: Él hace de un pastor un profeta (David), de un buscador de asnos un líder (Saúl), de un jovencito un juez de ancianos (Daniel), de un pescador un predicador y jefe de la Iglesia, de un publicano, un evangelista, y de un perseguidor, el más grande apóstol de los gentiles. Oh: Qué gran artista es el Espíritu Santo".


14º. LO QUE DECÍA UN GRAN ORADOR:

San Juan Crisóstomo, el más célebre predicador de la antigüedad, tiene este bello párrafo acerca del Divino Paráclito: "Muchos dones nos han enviado Jesucristo desde el cielo, pero ninguno semejante al que nos envió el día de Pentecostés. Y lo más consolador es que este don sigue siendo enviado cada día a la tierra. Nosotros enviamos al cielo nuestra oración y nuestra fe, y Jesucristo nos responde enviándonos al Espíritu Santo y sus dones. Cuando me llega el miedo a condenarme, por mis muchos pecados, me consuelo pensando: "Espero que sí me salvaré, porque, si Dios no hubiera decidido salvarme no me habría enviado al Espíritu Santo"

Y repito con el apóstol: la salvación no la voy a obrar yo, sino la gracia de Dios que obra en mí. ¿Quién fue el que le dio eficacia a la predicación de los apóstoles? ¿Quién les concedió a los primeros cristianos la admirable caridad que tenían para con todos? ¿Quién fue el que obró la conversión del mundo? Fue el Espíritu Santo. Y Él obrará también mi santificación, si no me opongo a sus planes de salvación".
(continuará)…

ORACIÓN POR LA FAMILIA

Padre Celestial, nos has dado un modelo de vida en la Sagrada Familia de Nazaret.
Ayúdanos, Padre amado, a hacer de nuestra familia otro Nazaret, donde reine amor, la paz y la alegría.
Que sea profundamente contemplativa, intensamente eucarística y vibrante con alegría.
Ayúdanos a permanecer unidos por la oración en familia en los momentos de gozo y de dolor.
Enséñanos a ver a Jesucristo en los miembros de nuestra familia especialmente en los momentos de angustia.
Haz que el corazón de Jesús Eucaristía haga nuestros corazones mansos y humildes como el suyo y ayúdanos a sobrellevar las obligaciones familiares de una manera santa.
Haz que nos amemos más y más unos a otros cada día como Dios nos ama a cada uno de nosotros y a perdonarnos mutuamente nuestras faltas como Tú perdonas nuestros pecados.
Ayúdanos, oh Padre amado, a recibir todo lo que nos das y a dar todo lo que quieres recibir con una gran sonrisa. Inmaculado Corazón de María, causa de nuestra alegría, ruega por nosotros.
Santos Ángeles de la Guarda permaneced a nuestro lado, guiadnos y protegednos.


Oración para Sonreír

Señor, renueva mi espíritu y dibuja en mi rostro
sonrisas de gozo por la riqueza de tu bendición.
Que mis ojos sonrían diariamente
por el cuidado y compañerismo
de mi familia y de mi comunidad.
Que mi corazón sonría diariamente
por las alegrías y dolores que compartimos.
Que mi boca sonría diariamente
con la alegría y regocijo de tus trabajos.
Que mi rostro dé testimonio diariamente
de la alegría que tú me brindas.
Gracias por este regalo de mi sonrisa, Señor.
Amén.

Tomado del Libro: La Madre Teresa de Calcuta,
Vida y Meditaciones

Nos gustaria saber lo que piensas del blog, escribe un comentario (* campos obligatorios)