Editado el contenido de la revista "Por Amor al Arte" del Maestro Mario Carreño Godinez

viernes, 11 de febrero de 2011

Reflexiones

La Amistad, Otra forma de Amar

Los amigos son verdaderos ángeles caídos del cielo.
No son las personas que sólo pasan por nuestra vida…
Sino aquellas que se quedan con nosotros para siempre.
Son aquellas que extienden sus manos, sus brazos y el corazón…
Para que puedas apoyarte… refugiarte o sonreír.
Son… los que tan sólo con mirarte… conocen de tus alegrías o desencantos.
Son los que nuestra alma sabe elegir sin temor a equivocarnos.
Los amigos… como todo lo valiosos en esta vida…
No se compran…
Ni se venden…
Ni se intercambian…
Las penas compartidas con un amigo… se reducen a la mitad.
Las alegrías compartidas… crecen el doble.
Amar al amigo… es valorar su presencia cuando está… y no cuando se ha marchado.
Es… amar con simplicidad… pero con profundidad.
La palabra Amigo es fácil de pronunciar…
Difícil de sostener a través del tiempo y la distancia.
Amar a un amigo… no es estar permanentemente con él…
Sino… en comunión de espíritu.
Amar a un amigo es… compromiso fraterno, lealtad recíproca.
Tolerancia mutua.
Es… estar siempre conectados a través de un lazo invisible de amor y de respeto.
Es… cultivar un sentimiento.
Amar a un amigo… es recrear la vida desde las raíces… hasta el cielo.
Es… saber que nunca estás solo…
Dios siempre está presente en ese amigo que acompaña tu recorrido en el camino de la vida.
Amar a un amigo… es sentarse a disfrutar del silencio.

El silencio permite escuchar a Dios… y A un amigo verdadero.
Anónimo

La Amistad

Un supuesto amigo nunca te ha visto llorar.
Un amigo verdadero tiene los hombros húmedos por causa de tus lágrimas.

Un supuesto amigo no conoce los nombres de tus padres.
Un amigo verdadero tiene sus números de teléfono en su libreta de direcciones.

Un supuesto amigo trae una botella de vino a tu fiesta.
Un amigo verdadero llega temprano para ayudarte a cocinar y se queda hasta tarde para ayudarte a limpiar.

Un supuesto amigo odia cuando le llamas después de haberse acostado.
Un amigo verdadero te pregunta por qué te tardaste tanto en llamar.

Un supuesto amigo procura hablar contigo acerca de tus problemas.
Un amigo verdadero procura ayudarte con tus problemas.

Un supuesto amigo se imagina tu vida romántica.
Un amigo verdadero podría chantajearte con ella.

Un supuesto amigo al visitarte, actúa como un invitado.
Un amigo verdadero abre el refrigerador y toma lo que necesita.

Un supuesto amigo ha terminado la amistad después de un argumento.
Un amigo verdadero sabe que no tienen una amistad sino hasta después de haber tenido una pelea.

Un supuesto amigo espera que siempre estés ahí para él o ella.
Un amigo verdadero siempre estará ahí para ti.

Un supuesto amigo leerá esto y lo lanzará a la basura.
Un amigo verdadero te lo enviará hasta que esté seguro de que lo has recibido.
Anónimo

"Los amigos no son ángeles pero actúan como ellos".
Anónimo

La amistad, en su sentido más elevado, es una relación en la que dos personas establecen un vínculo profundamente creativo. Cuando la afinidad se construye sobre el placer de compartir el diálogo, finalmente se comparten también las vivencias, las perspectivas y las diferencias… consecuentemente, el resultado suele demostrar aquello que dice que el todo es mucho más que la suma de las partes.

Nos gustaria saber lo que piensas del blog, escribe un comentario (* campos obligatorios)