Editado el contenido de la revista "Por Amor al Arte" del Maestro Mario Carreño Godinez

viernes, 11 de febrero de 2011

Poesía: La Niña Agua

Adoro a la niña azul,
Agua-luz, cielo con alma,
la que vive sin mojarse
en mares de agua azul clara,
en las nubes, en los ríos
y el rocío de las dalias,
en la lluvia de los campos
y en la fuente de la plaza
Te encuentro dormida y pura,
Ángel-cabellera de agua,
cielo vestido de mar,
remanso de paz y calma.

¿Quién eres, mi niña azul,
gracia azul de azules aguas?
Parvadas de olas gaviotas
van rizando tus enaguas
y te acarician tus senos
los peces con sus escamas.

Tus brazos de mar a mar
azules tienden tu cama
y tú te duermes tranquila
en transparente recámara
con sábanas de agua azul
y colchas de espuma blanca.
Tus almohadas son de arena
y rocas de agua salada.
Cuanto canta o ríe la mar
es mi niña la que canta
un canto azul de alegría
con arrullo de esperanza.
Y abres tus brazos azules
brazos de música y agua,
a la ternura del niño
que te acaricia y te canta:
"Bella por ser inocente,
hermosa por inviolada,
la que canta para siempre
por ser virgen, virgen agua.
Niña bella, niña, niña,
mi niña corazón de agua,
porque quisiste ser niña
de alma azul, inmensa y clara
vives feliz en el mar,
juegas descalza en la playa.
Vente conmigo a vivir
o voy contigo a tu casa.
Te quiero por inocente,
porque eres mi virgen-agua,
virgencita océano y mar,
virgen nube gris y blanca,
virgen fuente cantarina
y rocío en la mañana.
Con bello rebozo azul
y verde, verde montaña
en olas vienes remando
sobre tus corpiños de agua,
un mundo azul de caricias
hasta llegar a la playa
de mi inocencia de niño,
porque me adoras y me amas.

Padre Rafael Alcántar Mondragón
del Libro "Mi Desierto, Poesías"

Nos gustaria saber lo que piensas del blog, escribe un comentario (* campos obligatorios)