Editado el contenido de la revista "Por Amor al Arte" del Maestro Mario Carreño Godinez

lunes, 10 de enero de 2011

Poesía: El Don del Sí (parte 3)

Nuestra Santa Madre dice
que "Dios" nunca fuerza nuestra voluntad,
que toma nada más
lo que le damos;
mas no se da nunca
del todo
sino hasta que
nos damos del todo.

"Dios" respeta nuestra libertad,
y así se comunica al hombre,
en la medida
en que el hombre
lo quiere y lo desea,
y en la medida
en que él se entregue
al Señor.

Si en el hombre se abandona
a Él totalmente,
Él totalmente
se abandona al hombre

Si el hombre responde ¡sí!
a cada sacrificio que "Dios" le pide,
nuestro Señor le responderá
a cada ¡sí!
con gracias nuevas de unión.

Al don perfecto de nosotros mismos
hecho a "Dios",
corresponderá
una perfecta comunicación de gracia
santificante.
Esta comunión de gracia santificante
siempre va acompañada
de las virtudes infusas
y de los dones del Espíritu Santo.

En otras palabras:
cuando el alma,
en una donación total
de sí misma
se entrega al Señor,
recibe como premio
al mismo "Dios".

Entregarse a "Dios" es,
después de olvidarlo todo,
hundirse uno a sí mismo
en su propio olvido,
sin dejar vivo otro recuerdo,
que lo haga vivir
y vibrar en el mundo,

si no en Él.
Entregarse a "Dios" es
ponerse en sus manos,
abandonarse en su corazón,
con toda el alma
y con todas las fuerzas,
con toda la mente.

Entregarse a "Dios" es
amarlo siempre con obras,
en el consuelo,
en la alegría,
en la enfermedad,
en las incomprensiones,
en el júbilo
y a través de las lágrimas…

Amarlo en medio de las persecuciones
de los buenos;
en el abandono de los amigos…
No dejar de amarlo
en los días de nerviosismo,
de mal humor,
cuando nos colma la insatisfacción,
cuando vienen deseos sinceros
de desertar o morir;
cuando sentimos todos los malestares
en el cuerpo y en el alma;
cuando Te nos vas
y nos dejas en plena noche
oscura.

El total don de sí
es poder llegar a decir
con San Pablo:
"Vivo yo, mas no soy yo,
quien vive,
sino Cristo
quien vive en mi",
y realizar aquellas palabras
del mismo Pablo de Tarso:
"Quien se adhiere al Señor
un espíritu se hace con Él".

del Padre
Salvador Rivera O.C.D.
tomado del libro:
"El Sonido de un Silencio Ligero"

Nos gustaria saber lo que piensas del blog, escribe un comentario (* campos obligatorios)