Editado el contenido de la revista "Por Amor al Arte" del Maestro Mario Carreño Godinez

martes, 10 de julio de 2007

INTRODUCCION

Pascual Zárate Avila

Los grandes poetas nacionales cumplen una importante misión con la construcción del imaginario colectivo que identifica, mediante la cultura, sentimientos de todo un pueblo con una visión del futuro.

Las más importantes creaciones de la cultura se expresan mediante la poesía. La poesía es la más acabada de las formas del pensamiento, sintetiza la emoción, la imaginación, la razón, la fe y le da canto a la palabra.

Todos hemos repetido más de algún verso que define la naturaleza del pueblo mexicano en su flora, fauna, orografía, historia, guerras, deseos, anhelos, creencias, mitos y religiones.

Cuando una ciudad tiene la enorme fortuna de ser la cuna de un importante poeta nacional, tiene también ganada la fortuna de verse descrita a sí misma como esencia de la nacionalidad, dando a sus lectores una expresión que les permite tener una experiencia estética propia, infalsificable y única.

Por ello Salvatierra es una ciudad orgullosa, porque puede compartir con toda la nación la obra poética de uno de los suyos, don Federico Escobedo Tinoco.

La universalidad de las metáforas de Escobedo son una conquista que su espíritu humano gestó aprendiendo las primeras letras, las primeras palabras, transitando el río y los cerros, la industria y el comercio, la religión y la escuela.

Por ello hemos compilado y seleccionado los poemas que hoy presentamos, más con el fin de proporcionar un disfrute estético que una teoría literaria o histórica, o mejor dicho, este libro es la demostración, la prueba de lo expuesto al principio, un poeta telúrico, de dimensiones nacionales, sea con más intensidad la s emociones estéticas entre quienes viven o conocen su tierra natal.

La presente selección consta de tres partes, una contiene los ensayos que se expusieron en el Congreso Nacional sobre Federico Escobedo, celebrado en Salvatierra, Gto., del 9 al 13 de noviembre bajo acuerdo del H. Ayuntamiento Municipal 98-2000, que fue presidido por el C. Moisés Ramírez Patiño, quién mostró un gran sentido humanista en su gestión .

Obra que enriquece el crecimiento humano y la sanación interior de los salvaterrenses y de los guanajuatenses que se identifican con el Río Lerma, la Virgen de la Luz y el Cerro del Culiacán, que son tres particularidades suficientes para definir la identidad cultural del Estado de Guanajuato.

Escobedo es un poeta integral, todo lo lleva a la poesía para trasmitir conocimientos, dar formación ética, llamar a la vocación religiosa y crear un sentimiento nacionalista y patriótico que incluya por igual a indígenas, niños, niñas, creyentes, no creyentes, del norte o del sur de México.

Es un incansable promotor de las asociaciones artísticas y de la difusión cultural, maestro de literatura, sacerdote y orador eminente, traductor del latín y un humanista comprometido con los valores cívicos de la nación.

En Salvatierra amamos a Don Federico en este libro hay muchas evidencias de ello, pero todos coincidimos en una misma experiencia cultural que tuvimos durante nuestro crecimiento infantil del cuál no nos percatamos, y que es don Tamiro Miceneo quién nos lo hace poéticamente consiente en su poema « idilio»; la experiencia de conocer la imagen de la Virgen de la Luz a través de la mirada de nuestras respectivas madres, tías, hermanas o padres.

Escobedo es un salvaterrense que forjo la nacionalidad mexicana mediante su amor al terruño para universalizarlo con las enseñanzas de la cultura grecolatina y del cristianismo.

Nos gustaria saber lo que piensas del blog, escribe un comentario (* campos obligatorios)